Finanzas sostenibles: los inversores apuestan por proyectos eco

La lucha contra el cambio climático llega en forma de finanzas sostenibles. Invertir y financiar proyectos que apuesten por el desarrollo de un mundo más limpio no solo es posible sino que además puede ser rentable a diferentes niveles. 

Y es que, en los últimos tiempos, la Unión Europea está centrando sus esfuerzos en impulsar una lucha global contra el cambio climático. Así, entre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) establecidos para 2030, se ha propuesto la reducción de al menos un 40% de los gases efecto invernadero y lograr que el 27% del consumo de energía provenga de fuentes renovables. Para conseguirlo solo hay una vía: invertir.

¿Qué son las finanzas sostenibles?

Las finanzas sostenibles son aquellas que se basan en criterios éticos, vinculados con el medioambiente y la sociedad, a la hora de tomar decisiones económicas. Es una nueva forma de gestionar el dinero que adopta, sobre todo, el público más concienciado. 

Los inversores apuestan por la financiación sostenible

En este contexto, cada uno aporta su granito de arena en la medida de lo posible.

En First Workplaces ofrecemos puestos de trabajo en centros con certificado de sostenibilidad; pero todos, desde casa y a nivel individual, podemos hacer muchas cosas: desde reciclar, que sería lo más sencillo, hasta adoptar un papel más activo e invertir en proyectos que promueven el desarrollo sostenible. 

¿Cómo puedo invertir en proyectos sostenibles?

Las finanzas sostenibles son una tendencia en el mercado global. De hecho, la encuesta de Morgan Stanley revela que un 86% de los jóvenes están interesados en las inversiones sostenibles como forma de generar beneficios y, además, hacer algo por el mundo.  

Ante este movimiento, están surgiendo productos que permiten invertir en proyectos sostenibles. Los bonos verdes juegan un papel fundamental, ya que son títulos de crédito (deuda) emitidos por instituciones públicas o empresas privadas con el compromiso de invertir en proyectos relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, gestión de residuos, etc.  En España, hasta la primera quincena de junio de este año, las empresas y organismos públicos habían captado 6.766 millones de euros con este tipo de deuda. Y la cifra no para de crecer, según El Economista

Además de estos productos, también podemos encontrar bonos sociales, planes de pensiones, fondos de inversión socialmente responsable (ISR)… entre otros. Lo más importante es asegurarse de que cumplen con los Green Bond Principles (GBP), que aseguran la integridad de este tipo de productos. Además, también se recomienda consultar publicaciones especializadas o índices, como el EuroStoxx Sustainability 40 que se centra en la lucha contra el cambio climático. 

¿Son rentables las finanzas sostenibles?

Los expertos explican que los productos verdes no tienen descuentos ni primas, por lo que no ofrecen ventajas frente a otros productos Del mismo modo, en término de rentabilidad, presentan índices muy similares a los productos tradicionales. Por lo tanto, el gran motivo para optar por estos son los valores de cada uno y el impacto positivo que se genera. 

Para las empresas, por otro lado, hay una gran ventaja, y es que, estos productos, les permiten acceder a un nuevo universo de inversores que sólo están dispuestos a poner su dinero en causas en las que creen. Y, además, al mismo tiempo, potencian la imagen de compañía sostenible y respetuosa con el medio ambiente. 

Los inversores apuestan por la financiación sostenible

Iberdrola es una de las empresas, a nivel mundial, que más deuda verde ha emitido. Del total de 35.000 millones de euros, 11.000 millones (un 31%) se corresponden con préstamos verdes. Repsol, por ejemplo, captó el año pasado más de 500 millones para proyectos con los que espera reducir sus emisiones de CO2.  Y así, muchas más. 

Lo que está claro es que, actualmente, la protección del medio ambiente es un aspecto importante para una gran parte de la población y las empresas pueden llegar a beneficiarse de ello. Crear productos sostenibles o llevar a cabo proyectos para reducir el impacto del ser humano en el planeta atrae al público más concienciado y es una forma de captar clientes o inversores.  

En First Workplaces apostamos también por el medioambiente buscando la eficiencia energética, entre otros aspectos, en nuestros espacios de trabajo. Nuestras oficinas flexibles de Plaza de Castilla First se encuentran en un edificio sostenible, y queremos seguir creciendo e invirtiendo en espacios de trabajo respetuosos con el medioambiente. Poco a poco, entre todos, podemos luchar contra el cambio climático y construir un futuro mejor.

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
empresas
Ventajas de la transformación digital en el espacio de trabajo
Leer más arrow right
empresas
¿Qué tipos de liderazgo existen?
Leer más arrow right
empresas
6 Ideas para mejorar el ambiente laboral
Leer más arrow right