Garantiza la seguridad en la empresa mediante la división de equipos

Proteger a los empleados de la amenaza del coronavirus se ha convertido en uno de los grandes objetivos de cualquier empresa. Entre todas las medidas recomendadas para prevenir la propagación de la Covid-19, en este post vamos a centrarnos en una de las más relevantes: la división de equipos de trabajo.

Reduciendo los contactos entre trabajadores

De momento, y hasta que la irrupción de una vacuna efectiva sea una realidad, una de las mejores maneras de reducir los contagios es limitar los contactos entre personas. 

Dividiendo la empresa en equipos de trabajo, y haciendo que estos trabajen en estancias separadas, estaremos creando grupos burbuja dentro de la empresa. Así, si uno de los empleados fuese positivo en coronavirus, el rastreo de contactos, las cuarentenas preventivas, las pruebas u otras medidas, si fuesen necesarias, solo afectarían a su equipo de trabajo. De este modo, se protege la salud de los trabajadores y se asegura que el resto de los equipos puedan seguir desarrollando su actividad con normalidad.

La división de equipos reduce las posibilidades de contagio (a menor contacto con personas, menos posibilidades de contagio) y facilita el rastreo, dado que solo se deben repasar los contactos del equipo de trabajo al que pertenece el empleado en cuestión. 

Es importante recalcar que la división de equipos debe ir siempre acompañada de otras medidas de seguridad, como el mantenimiento de una distancia de seguridad suficiente, el uso de mascarillas, una buena higiene de manos o una buena ventilación, que asegure que el aire se renueva continuamente. 

SAFETY FIRST  Descarga la Guía de buenas prácticas y medidas de prevención frente al COVID-19

Cómo dividir equipos de trabajo ante la falta de espacio

No todas las empresas pueden dividir a sus trabajadores por equipos, ya que en ocasiones los diferentes departamentos deben estar en contacto directo y compartir espacio. Sin embargo, la división de equipos resulta más sencilla en empresas que desarrollan trabajos de oficina. Aun así, el espacio (o, mejor dicho, la falta de este) es uno de los principales escollos a salvar.

No todas las empresas tienen las estancias suficientes para que cada equipo de trabajo tenga su propio espacio, asegurando también la distancia interpersonal entre los trabajadores del mismo equipo. 

En estos casos, existe la opción de reservar espacios privados dentro de un centro de trabajo, como los de First workplaces. Con la reserva de un despacho o una pequeña oficina para un equipo de trabajo, se puede establecer un sistema de oficina central con pequeñas oficinas satélite que den cabida a los diferentes grupos de trabajo, para que un hipotético caso en uno de los equipos no comprometa al resto de la empresa.

Descarga el ebook  "Cómo un Workspace o Coworking aumenta tu número de clientes"

Este sistema de oficinas descentralizadas permite rebajar la densidad de personal en las oficinas, pero también puede aportar beneficios que van más allá. 

Por ejemplo,  es un sistema que ya se estaba implantando en otros países para ofrecer a los empleados un puesto de trabajo en zonas agradables y tranquilas, en ocasiones más cercanas a sus domicilios, sin perjudicar el contacto diario con los compañeros y el mantenimiento de la cultura de la empresa. Esto hace que redefinir la organización de la empresa y dividirla en diferentes espacios no sea solo una necesidad del presente, sino también una apuesta de futuro.

División de equipos, ¿enemigo de la productividad? 

Uno de los principales miedos a la hora de dividir los equipos es que la productividad decaiga. Sin embargo, esto no tiene por qué incidir de manera directa en la productividad, siempre que los equipos tengan acceso a los medios técnicos y materiales necesarios para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones: mobiliario ergonómico, salas de reuniones, servicio de recepción de llamadas o paquetería...

Descarga la Guía gratuita: ¿Cómo escoger la oficina perfecta?

Garantizar la mejor conectividad también es esencial para que los diferentes equipos no se sientan aislados y mantener una coordinación óptima. Por eso, en First workplaces contamos con fibra óptica, wifi 5G y, por si algo falla, con líneas backup de dos operadoras diferentes: así, los equipos de trabajo estarán siempre conectados. 

Además, también contamos con cabinas acústicamente aisladas que permiten a los diferentes trabajadores hacer videollamadas o llamadas con total privacidad. 

Si buscas llevar a cabo una división de equipos en tu empresa y que los empleados se encuentren con un ambiente cómodo, seguro, y preparado para que desempeñen su trabajo en condiciones de normalidad, en First Workplaces encontrarás todo lo necesario.


Nueva llamada a la acción

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
COVID-19
Medidas de Prevención Sanitaria frente al Covid-19
Leer más arrow right
COVID-19
La adaptación, el futuro del trabajo
Leer más arrow right
COVID-19
Sants First: ubicación privilegiada, terraza y cafetería
Leer más arrow right