Una localización Premium para mejorar la imagen corporativa

Para los negocios y empresas del mundo actual, se ha vuelto más y más importante el hecho de contar con una localización Premium que permita mejorar la imagen corporativa de la marca. El lugar en el que se encuentra la empresa, donde se reciben a los clientes, o donde se llevan a cabo las operaciones más importantes, resulta fundamental para conseguir los objetivos establecidos.

Una ubicación Premium ayudará a establecer una imagen comercial creíble entre los colaboradores, inversores y clientes pero, además, es una parte muy importante para captar y retener talento.

 

Localización e imagen corporativa: así se relacionan

Al elegir una ubicación que mejore la imagen de empresa, debemos considerar los siguientes factores:

Accesibilidad

Las ubicaciones de fácil acceso por diferentes medios de transporte ofrecen una sensación de seguridad y protección, lo que añade fiabilidad a la imagen corporativa de cualquier empresa. Si, por el contrario, escoges una ubicación alejada de todo y complicada de encontrar, ofrecerás la impresión de ser una marca mucho menos fiable e incluso podrás llegar a desalentar a algún cliente que tenga que decidirse entre tu marca y una empresa de la competencia que le queda más a mano.

Zona de negocios

Una ubicación sobresaliente logra que las empresas que las ocupan se contagien de cierto halo de prestigio y autoridad, que se genera entre todas ellas. Ubicarse en estos lugares es fundamental para determinadas marcas, que además pueden beneficiarse del ecosistema de colaboración que se genera cuando profesionales de ámbitos similares trabajan unos cerca de otros.

Espacio y equipo

En cuanto al espacio de trabajo en sí mismo, es importante ofrecer a nuestros clientes e invitados la mejor primera impresión con un espacio de oficina completamente amueblado. Los amplios vestíbulos de los edificios también hacen que un negocio parezca más profesional.

El espacio de la oficina no debe ser demasiado estrecho, porque puede resultar sofocante y generar inquietud o ansiedad. No obstante, tampoco debe ser un espacio demasiado grande para el número de trabajadores, ya que este parecerá vacío (y puede dar la imagen de que mucha gente ha abandonado la empresa y que, por tanto, está en decadencia).

¿Cómo calcular entonces el espacio que necesitas para los trabajadores, teniendo en cuenta la imagen corporativa que quieres trasladar? Si se trata de un negocio muy cambiante o en expansión, lo mejor es optar por las oficinas flexibles o flex offices: estas pueden ir creciendo a medida que lo hace tu negocio, haciendo que no tengas que pagar por metros que actualmente no necesitas, pero dejando espacio para poder crecer sin tener que cambiar de edificio.

Servicios profesionales

Otro punto muy importante para mejorar la imagen corporativa es dar una imagen de profesionalidad tan pronto los visitantes entran por la puerta. Esto se logra con un servicio de seguridad profesional y con recepcionistas altamente capacitados, que saluden y asistan a los visitantes cuando lleguen y salgan de la oficina. Del mismo modo, es esencial que la sede de la empresa disponga de aparcamiento para facilitar la vida a los potenciales clientes y a los propios trabajadores.

 

La localización y el Employer Branding

La localización de una empresa forma parte del Employer Branding, es decir, la reputación de la empresa como empleadora. La ubicación de la empresa es uno de los factores más valorados por sus empleados: puede facilitar la captación de talento o entorpecerla.

Hay que señalar que es prácticamente imposible que todos los trabajadores tengan su empresa a una distancia próxima. Sin embargo, sí se deben tener en cuenta las conexiones entre la localización escogida y las zonas residenciales más importantes de la ciudad. Debemos velar porque haya diversidad de métodos de transporte público (autobús, metro, tranvía…) o varias líneas de transporte que pasen por las inmediaciones de la sede de empresa.

Otro factor importante a tener en cuenta para escoger la zona propicia es que esta cuente con servicios y comercios cercanos, como guarderías, farmacias, supermercados, cafeterías, restaurantes o aparcamientos. Esto permitirá que los trabajadores optimicen su tiempo y estén, en consecuencia, más satisfechos.

Después de decidirse por un área general de la ciudad, será el momento de decidir un espacio que se adapte a sus necesidades del negocio y que se ajuste al presupuesto fijado para ello. En lo que a la ubicación se refiere, diversos estudios han descubierto que el lado soleado de la calle es comúnmente más deseable para las que los lados sombreados, por lo que el precio puede ser mucho más alto.

Los pisos superiores también suelen tener aparejada una imagen de exclusividad, por lo pueden ser más eficaces a la hora de captar talento para la empresa (además de para impresionar a los visitantes).

 

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
workspaces
Espacios flexibles: 4 criterios para encontrar el mejor
Leer más arrow right
workspaces
Tendencias coworking 2020: así se transformarán los espacios
Leer más arrow right