Los errores más repetidos en el emprendimiento online

Emprender en internet puede parecer una de las opciones más fáciles para aquellos que quieren montar un negocio, pero no lo es tanto. Es cierto que montar un negocio online, que no requiere de un local de atención al público, necesita una menor inversión, pero muchos emprendedores tienden a calcular a la baja las dificultades que implica una empresa de este tipo.

Por eso, en este post recopilamos algunos de los errores más comunes dentro del mundo del emprendimiento online.

8 causas de fracaso en el emprendimiento online 

  • No tener un plan

O tener un plan muy vago que no marca los pasos a seguir. Para emprender debe trazarse una estrategia elaborada que marque la forma en la que el negocio ha de ir escalando. Así, es importante que el plan de negocio establezca objetivos realistas en base a ciertas fechas. 

También es fundamental que el emprendedor se marque a si mismo objetivos de trabajo que faciliten el mantenimiento de un ritmo de trabajo adecuado: esto evita la impaciencia, el desánimo y ayuda a mantener la perseverancia. 

  • Intentar abarcar todo

Una de las ventajas del emprendimiento online es que, para empezar, no se necesita mucho personal (al contrario de lo que pasaría en una tienda física). Por eso, con el objetivo de ahorrar costes, es el propio emprendedor quien intenta hacerse cargo de todo, incluso de aquellas tareas que no sabe hacer.

Aunque convertirse en hombre o mujer orquesta es algo muy ligado al emprendimiento, hay algunas tareas que es mejor delegar en otros profesionales. ¿Por qué dedicarle días a intentar diseñar un logo cuando un profesional puede obtener un mejor resultado? 

La lista de tareas de un emprendedor es interminable: prioriza, delega algunas y céntrate en lo que mejor sabes hacer o solo conseguirás bloquear el crecimiento del negocio.

  • No conceder importancia al marketing

Si buscas emprender online, puede que la creación de una página web espectacular sea tu prioridad. No obstante, es un error no reservar una parte significativa para el marketing: no sirve de nada tener una web estupenda si no logramos darla a conocer. Por eso, el marketing  debe tener una presencia destacada en el plan de negocio.

  • Trabajar con amigos no cualificados

Con el propósito de ahorrar, algunos emprendedores recurren a amigos o familiares no cualificados para que echen una mano con alguna de las tareas. Esto puede desembocar en una mala calidad del trabajo y, lo que es peor, en la ruptura de las relaciones. Por eso, antes de contratar un servicio a un amigo, asegúrate de su profesionalidad, negocia y pon por escrito los términos y condiciones acordados.

 

SAFETY FIRST  Medidas de prevención sanitaria frente al COVID-19

 

  • Perder el enfoque

En el mundo actual, cada poco tiempo irrumpe una nueva tendencia que amenaza con cambiarlo todo, y muchos emprendedores se ajustan a ella por el miedo de quedarse atrás. Pero ni todas las tendencias se asientan ni es recomendable perder el enfoque del negocio persiguiendo nuevas tendencias.

Esto no significa que debas ser ciego a los cambios del mercado. La flexibilidad y la capacidad de adaptarse son fundamentales, pero es esencial tener claro cuál es el negocio, y sus puntos fuertes y débiles, para saber qué conviene cambiar (y qué no).

  • Vivir online

Tener un negocio online no significa que tengas que vivir online. Sigue siendo esencial que te relaciones en el mundo físico: reuniéndote presencialmente con socios, relacionándote con grupos de empresarios de la zona, acudiendo a congresos o ferias, organizando eventos…

El networking te ayudará a crear sinergias, a recibir consejos valiosos y a dar a conocer tu negocio.

  • Dar una imagen poco profesional

Muchos emprendedores online deciden dar sus primeros pasos desde su propio hogar. Esto tiene sus ventajas (fundamentalmente el ahorro del coste del alquiler de la oficina) pero también tiene una contrapartida: puede trasladar una imagen poco profesional.

Utilizar el hogar del emprendedor como el domicilio social de la empresa transmite una imagen poco seria, además de que implica hacer pública una dirección personal. Los servicios de oficina virtual son muy útiles para estos casos: permiten domiciliar la empresa en una dirección diferente, gestionan de forma confidencial la paquetería y la correspondencia y ofrecen un número de teléfono individual para cada negocio, evitando tener que dar el personal.

En First Workplaces ofrecemos un servicio de oficina virtual en las mejores ubicaciones de  Madrid, Barcelona y Málaga que refuerza la imagen profesional de cualquier negocio.

  • Trabajar las 24 horas

Olvidarte durante un rato de tu aventura empresarial te ayudará a pensar con claridad. Como dejar a tus clientes desatendidos no es una opción, la oficina virtual de First Workplaces también puede ayudarte en este sentido, ya que ofrece un servicio de atención telefónica personalizada, que atiende las llamadas según las directrices marcadas para que puedas tomarte un día de descanso.

 

Nueva llamada a la acción

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
empresa
¿Cuál es la relación que existe entre: Coworking y Networking?
Leer más arrow right
empresa
¿Cómo mantener a tu equipo de trabajo motivado sin asistir a la oficina?
Leer más arrow right
empresa
¿Cómo incentivar al personal si no tienes suficiente presupuesto?
Leer más arrow right