<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=508549050185731&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El ‘recommerce’: qué es y cómo aprovecharlo para ser más sostenible

Entendemos por ‘recommerce’ o ‘resale commerce’ la asociación entre comercio y sostenibilidad. Se trata de un concepto basado en la venta de productos de segunda mano derivada del aumento en la preocupación por compras más sostenibles y unos productos con precios más asequibles.

Uno de los factores clave que han provocado la aceleración de este modelo de comercio se encuentra en la continua transición hacia lo digital que ha ido experimentando el sector minorista en los últimos años, en la que la penetración del comercio electrónico ha jugado un papel clave, llegando a alcanzar unas cifras de alrededor del 20% en 2021 y con previsiones de que aumente hasta casi el 25% en 2025.

El recommerce se ha convertido en un actor esencial dentro de las dinámicas del comercio electrónico. Así, según datos del último informe de ThredUp, el sector del recommerce está valorado actualmente en 24.000 millones de dólares y se espera que se duplique hasta alcanzar los 51.000 millones de dólares en los próximos dos años.

Las tres "R" y su papel en el "recommerce"

Una de las características de este concepto es el de las 3 “R”:

Reducir

A través de la adquisición de productos de segunda mano estamos reduciendo tanto el impacto en el medio ambiente como la necesidad de generar desperdicios derivados de bienes obsoletos.

Reciclar

Este concepto se centra en la transformación de bienes obsoletos en otros de nueva fabricación, sin embargo, esto conlleva un proceso costoso y en algunas ocasiones largo.

Reutilizar

Esta última es la que más se acerca al concepto del ‘recommerce’. Fomentando la economía circular y la reutilización de bienes ya existentes y en circulación, alargando su vida útil.

Es cierto que no todos los sectores pueden aplicar el recommerce en las mismas condiciones, la relación entre la comercialización de productos de segunda mano y la sostenibilidad es indisociable y esta última se ha convertido en un requisito obligado para toda empresa hoy en día. Por ello, sea cual sea el sector de actividad de tu negocio o del proyecto que quieras emprender, puedes tomar algunas medidas que te ayuden a ser más sostenible mientras sigues generando negocio:

Aprovecha el comercio local

Si tu empresa opera a nivel local, el recommerce es una gran oportunidad para fidelizar a los clientes de la zona. Aunque en la actualidad, las opciones para distribuir los productos están cada vez más diversificadas y permiten expandir los límites geográficos de hasta el más local de los negocios, el fomento del consumo de proximidad es una de las grandes tendencias del mercado de los últimos años y su auge, paralelo al del recommerce, no es una casualidad.

Hablamos por tanto de una red de comercio local, centrada en promover la economía circular y reducir emisiones de CO2, eliminando la necesidad del transporte de larga distancia.

Además, puedes con proveedores sostenibles para lanzar conjuntamente iniciativas ecológicas, por ejemplo, tienes la posibilidad de utilizar embalajes más sostenibles, así como habilitar una opción de «envío ecológico» en tu página web.

Respalda el relato con hechos

Los clientes tienden a ser escépticos respecto a los productos reacondicionados y de segunda mano, por ello, será clave inculcar a los clientes la confianza en estas operaciones siendo honestos en cada etapa del proceso de venta. Esto también implica un trabajo de comunicación para transmitir tus valores de marca. Y es que contar una historia a través de los productos o servicios que ofreces y demostrar que tienes un propósito que va más allá del beneficio económico es una de las mejores vías para conectar con tus clientes y fortalecer tu reputación.

Si tu empresa contribuye a reducir su huella de carbono o si tienes tus oficinas en un edificio ecológico, cuéntalo. Comercializar productos de segunda mano ya es un indicativo de que tu empresa tiene un compromiso con evitar que el exceso de existencias o las devoluciones acaben convirtiéndose en residuos contaminantes y, en el proceso, contribuir a que los clientes ahorren dinero. Es importante que tus clientes sepan que no solo estás construyendo un relato de marca, sino que estarás colaborando con un futuro más sostenible.

En definitiva, teniendo en cuenta el contexto actual y las previsiones de futuro, se puede decir que no ha habido mejor momento que el actual para aventurarse con una iniciativa de recommerce. Sin embargo, es fundamental realizar un análisis pormenorizado del mercado, de los clientes objetivos a los que buscas impactar y de las posibilidades que ofrece la venta de segunda mano para el sector de actividad de tu negocio.

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
¡Ven a conocer nuestros espacios flexibles!
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN
Artículos relacionados
productividad
Oficinas
Dónde ubicar tu oficina en las principales ciudades españolas
Leer más arrow right
productividad
Oficinas
Castellana Bernabéu: todo lo que necesitas saber sobre nuestro último centro en Madrid
Leer más arrow right
productividad
Oficinas
Por qué tener tu oficina en el Eje Castellana de Madrid es una buena idea
Leer más arrow right