¿Por qué el salario emocional es tan importante para tus empleados?

El dinero ya no es lo más importante para los profesionales a la hora de aceptar una oferta en una empresa u otra; estos cada vez valoran más el salario emocional. La ubicación de la empresa, la posibilidad de teletrabajar, los programas de formación… son aspectos que han ido escalando puestos en la lista de prioridades, sobre todo entre los Millennials, y se han convertido en unos poderosos imanes para atraer y retener el talento.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional son todas aquellas motivaciones no económicas que ofrece la empresa para fomentar la satisfacción y el bienestar de los empleados. El objetivo es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador para mejorar la calidad de vida del mismo y fomentar la conciliación laboral. 

Este tipo de movimientos están teniendo un gran impacto dentro de las compañías, de ahí que surjan figuras como el Chief Happiness Officer para mantener y garantizar un buen ambiente laboral. 

Y es que el salario emocional está resultando tener grandes beneficios empresariales: 

  • Reducción de los índices de rotación.
  • Reducción en gastos de selección.
  • Reducción de los niveles de absentismo.
  • Aumento de la productividad.
  • Incremento de la satisfacción de los empleados.

El salario emocional para los Millennials

Las nuevas generaciones dan cada vez más importancia a ventajas no económicas. Comenzamos a ver esta tendencia con los Millennials, la generación que nació entre 1981 y 1993 y que ahora tiene entre 26 y 38 años. Este grupo valora, por encima del dinero, la posibilidad de conciliar su vida laboral y personal y persigue los desafíos profesionales. Esto les empuja a ir de un empleo buscando la mejora constante ya que no tienen miedo al cambio.  

Atraer a nuevos talentos como los Millennials no es fácil ya que esta generación analizará muy bien el ambiente de trabajo, los beneficios sociales y la flexibilidad horaria antes de aceptar una oferta. Es por esto que, cada vez más, las empresas cuidan este tipo de detalles para poder captar a los mejores profesionales. 

¿Por qué son importantes los incentivos no salariales?

Según un estudio realizado por Infojobs, para el 74% de los empleados el salario económico es su principal motivación aunque un 53% de los encuestados considera decisivo poder compaginar la vida profesional con la laboral. Otros factores que también cobran especial importancia son los siguientes: tener un mejor horario (50%), trabajar en un proyecto que les motive (42%) y poder seguir aprendiendo en el trabajo (39,5%). 

Todos estos aspectos están estrechamente ligados a la productividad. Microsoft probó en sus oficinas de Japón a introducir la semana laboral de 4 días y experimentó un aumento de la productividad del 40%. Reforzar, en este caso, el salario emocional a través de la reducción horaria hizo que los empleados se sintieran más felices y motivados lo que aumentó notablemente su productividad. El beneficio fue mutuo tanto para el empleador como para el empleado.

Ejemplos de salario emocional

1. Trabajo en remoto y flexibilidad horaria

Ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar desde sus casas  de manera puntual o de diseñar su propio horario es una tendencia al alza. Mejora la conciliación familiar y evita desplazamientos lo que reduce costes y estrés. Cualquiera de estas prácticas son fáciles de implementar, gratuitas y un factor realmente interesante para empresas y empleados.

2. Ubicaciones premium

La ubicación de la empresa ayuda a retener el talento ya que los profesionales, sobre todo en edades jóvenes, valoran poder ir al trabajo andando, en bicicleta o en transporte público. La mayoría viven en grandes ciudades y no tienen coche, por lo que buscan empresas que se encuentren en lugares céntricos y bien conectados. En First Workplaces siempre tratamos de encontrar las mejores ubicaciones para ofrecer  a empresas y empleados el lugar perfecto para asentar sus oficinas.

3. Ambiente laboral

La cultura empresarial es otro de los incentivos laborales más codiciados. Crear unos rasgos distintivos y unas costumbres diferenciadas refuerza el sentido de pertenencia y el buen ambiente laboral. Es importante afianzar los lazos personales a través de actividades estratégicamente diseñadas y dirigidas. Así pues, el team building es una práctica cada vez más extendida. 

Del mismo modo, es muy habitual encontrar dentro de las empresas espacios para el ocio donde los empleados puedan relajarse y desconectar por un tiempo.

4. Desarrollo profesional

Como comentábamos anteriormente, los Millennials buscan constantemente desafíos laborales y crecer como profesionales. Para ellos será importante encontrar empresas que cuentan con planes formativos y de desarrollo profesional. Tener proyección hará, además, que estén más motivados y comprometidos.

5. Beneficios sociales

Los cheques restaurante, los cheques guardería o el transporte pagado por la empresa son algunas de las formas de ofrecer incentivos no salariales que animen a los empleados. Este tipo de prácticas son cada vez más comunes entre las empresas.

6. Voluntariados

Los empleados de hoy en día también buscan aportar su granito de arena a la sociedad y al mundo, por lo que tendrán muy en cuenta aquellas empresas que promuevan programas de voluntariado. Esto les ayuda a sentirse más realizados y mejor consigo mismos. Para las empresas, además, es una acción de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que influye positivamente en su imagen. 

El salario emocional es, por lo tanto, una motivación para empresas y empleados. Implementando pequeñas acciones, ambas partes salen ganando. Los empleados están más contentos y motivados, por lo que aumenta su productividad, y la empresa consigue mejorar sus resultados a la vez que atrae y retiene el talento.

 

 

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
empresas
División de equipos de trabajo en los tiempos del coronavirus
Leer más arrow right
empresas
¿Qué tipos de liderazgo existen?
Leer más arrow right
empresas
Coronavirus: cómo hacer un Plan de Contingencia para empresas
Leer más arrow right